ESTUDIOS CLÍNICOS

Se cree que la terapia con láser low-level (LLLT) tiene un efecto analgésico y un efecto biomodulador en la microcirculación. Este estudio fue diseñado para examinar el efecto analgésico de la LLLT y las posibles alteraciones en la microcirculación medidas por termografía en pacientes con artrosis de rodilla (KOA). Los pacientes con KOA leve o moderada se dividieron aleatoriamente en grupos para recibir LLLT o LLLT placebo. Los tratamientos se administraron dos veces por semana durante un período de 4 semanas con un láser de diodo (longitud de onda 830 nm, onda continua, potencia 50 mW) en contacto con la piel y una dosis de 6 J/punto. El grupo de control placebo se trató con una sonda ineficaz (0,5 mW de potencia) con la misma apariencia. Se realizó una evaluación con termografía (termografía bilateral comparativa con cámara infrarroja AGA) antes del tratamiento, después una vez por semana durante el ciclo de terapias y posteriormente dos semanas y dos meses después de la finalización de las sesiones; se midieron la flexión articular, la circunferencia y la sensibilidad a la presión; también se registró la escala analógica visual. En el grupo tratado con LLLT activo, se encontró una mejoría significativa del dolor (antes del tratamiento: 5,75; 2 meses después del tratamiento: 1,18); circunferencia (antes del tratamiento: 40,45; después del tratamiento: 39,86); sensibilidad a la presión (antes del tratamiento: 2,33; después del tratamiento: 0,77); y flexión (antes del tratamiento: 105,83; después del tratamiento: 122,94). En el grupo de placebo, los cambios en la flexión articular y el dolor no fueron significativos. Las mediciones termográficas mostraron un aumento de la temperatura de al menos 0,58 °C y por tanto una mejora de la circulación respecto a los valores iniciales. En el grupo de placebo, estos cambios no ocurrieron. Nuestros resultados muestran que LLLT reduce el dolor en KOA y mejora la microcirculación en el área irradiada.

El dolor crónico en las articulaciones de pie y tobillo es uno de los problemas más frecuentes encontradas en nuestro instituto médico. En estudio anteriores, se registraron los beneficios de la terapia con láser de bajo nivel (LLLT) para el dolor crónico en el codo, la mano, los dedos y la zona lumbar. El presente estudio examinó los efectos de la LLLT en el dolor crónico en las articulaciones del pie y el tobillo. En este estudio, 17 sujetos con dolor crónico de pie o tobillo (de diversa naturaleza) recibieron una terapia con LLLT (1000 mW, 20J/cm², 830 nm, emisión continua). Cada sujeto recibió dos tratamientos por semana durante 4 semanas. Se utilizó una escala analógica visual (VAS) para informar los efectos de la terapia LLLT en el dolor crónico y, al final del ciclo de tratamientos, se observó una mejora significativa en los síntomas. Todos menos 2 pacientes mostraron mejoría en los síntomas: excelente (2) y buena (13). Después del tratamiento, sin embargo, no se observaron diferencias significativas en el rango de movimiento de la articulación del tobillo. En las entrevistas con los pacientes, también se habló sobre la importancia de una buena postura al caminar y sobre cómo no sobrecargar la articulación del tobillo. El presente estudio demostró que la LLLT era una forma efectiva de tratamiento para el dolor crónico en las articulaciones del pie y el tobillo, en combinación con la educación postural durante todas las actividades de la vida diaria.

El trastorno temporomandibular es un término genérico utilizado para agrupar todos los signos y síntomas clínicos que afectan a los músculos de la masticación, la articulación temporomandibular (ATM) y las estructuras asociadas. Dado que el trastorno temporomandibular es multifactorial, existen varias modalidades terapéuticas para eliminar los signos y síntomas. La LLLT (terapia láser de bajo nivel) se usa comúnmente para reducir el dolor y acelerar los procesos de curación. El propósito de este estudio fue evaluar la efectividad de la LLLT a 980 nm en pacientes con trastornos temporomandibulares. 48 sujetos con trastornos temporomandibulares (que no eran degenerativos) se dividieron aleatoriamente en dos grupos. En el grupo de estudio, los pacientes se sometieron a LLLT (980 nm, 80 Hz, 6 J) en tres puntos de la articulación temporomandibular durante un minuto. En el grupo de placebo, el dispositivo láser se posicionó y configuró con los mismos parámetros pero sin emisión. La reevaluación del dolor y clic temporomandibular se realizó a los 2 días, a los 4 días, a los 6 y a los 12 meses. La intensidad del dolor después de 4 días en el grupo de estudio fue significativamente menor que en el grupo placebo (2,4 ± 1,36 VS 4,4 ± 1,84). La reducción del clic temporomandibular fue del 23,1 % en el grupo de placebo y del 76,3 % en el grupo de estudio. Los resultados fueron estadísticamente significativos tanto para el dolor como para el clic hasta los 2 años de seguimiento sin recaídas. Por lo tanto, la LLLT a 980 nm es eficaz en el tratamiento del trastorno temporomandibular en términos de reducción del dolor y de los chasquidos en pacientes con trastornos no degenerativos de la ATM.

Las intervenciones bariátricas son técnicas efectivas para la pérdida de peso en caso de obesidad: pero sigue siendo un procedimiento invasivo y pueden presentarse complicaciones posquirúrgicas. La LLLT (terapia con láser de bajo nivel) se utiliza cada vez más por su eficacia para controlar la respuesta inflamatoria, acelerar la reparación de los tejidos y reducir el dolor. El objetivo de este estudio fue investigar los efectos de la fotobiomodulación después de la cirugía bariátrica y comprender los mecanismos de acción del láser en el proceso inflamatorio, la cicatrización de heridas y el dolor. 85 pacientes con baipás gástrico se dividieron en dos grupos y se sometieron a terapia LLLT en 10 puntos diferentes de la cicatriz quirúrgica. El grupo de estudio (43 pacientes) recibió terapia láser activa mientras que el grupo placebo (42 pacientes) fue tratado de la misma forma pero con el dispositivo apagado. El dispositivo utilizado para la terapia (y que se utilizó sobre la herida abdominal, aproximadamente a 1 cm de su perímetro) fue un láser de diodo, con una longitud de onda de 808 nm, utilizado en modalidad de emisión continua, 10J/cm², potencia 100 mW, tiempo 20 segundos por punto, área del punto 0,20 cm². Se utilizaron análisis bioquímicos e imágenes digitales para documentar y evaluar la respuesta inflamatoria, así como el proceso de cicatrización de la herida quirúrgica. Los pacientes del grupo que sí recibió la terapia con láser demostraron una reducción de la temperatura del área de la herida, como el porcentaje de sedimentación de los erictrocitos (ESR) en comparación con el grupo placebo, destacando que hubo un mejor control de los procesos inflamatorios, reparadores y analgésicos. Por lo tanto, LLLT permite reducir los marcadores bioquímicos y la temperatura de la herida y esto indica una buena capacidad para controlar los procesos inflamatorios. Además, el edema y el dolor disminuyeron después de la terapia y mejoró la cicatrización de la herida quirúrgica.

Se utilizó un sistema láser de diodo para tratar a 17 pacientes con trastornos en las uñas: nueve pacientes con paroniquia crónica y ocho pacientes con uñas encarnadas (onicocriptosis). Las uñas encarnadas en estadio I (según la clasificación Zaias N) o las uñas de los pies encarnadas subcutáneas (según la clasificación RPR de Baran R & Dawber) se trataron con LLLT. El sistema láser emitió un rayo de onda continua de 150 mW a 830 nm con infrarrojo cercano en un pequeño punto redondo de aproximadamente 1 cm de diámetro, liberando una dosis incidente de unos 45 J/cm2 por punto. El rayo láser se aplicó en seis puntos en los dedos de los pacientes con paroniquia crónica y en quince puntos en los dedos de los pacientes con uñas encarnadas durante quince segundos por punto. El efecto fue evaluado e informado por los propios pacientes según los hallazgos clínicos en una escala de cero a diez.

Puntuaciones en función de los resultados obtenidos:

0-2 Excelente
3-5 Bueno
6-7 Suficiente
8-10 Escaso

Para paroniquia, 3 sujetos reportaron resultados excelentes, 5 buenos y uno suficiente. Para paroniquia, 5 sujetos reportaron resultados excelentes, 2 buenos y uno suficiente. Por lo tanto, el 88% de los pacientes se mostró satisfecho con el tratamiento al final del ciclo de sesiones. Después de unas 5±4 sesiones de LLLT (de 2 a 14 días) los síntomas mejoraron satisfactoriamente en la mayoría de los casos. Por esta razón, la LLLT puede ser una herramienta válida para el tratamiento de pacientes con uñas encarnadas en estadios iniciales, especialmente por su carácter no invasivo, por la ausencia de dolor, por su buena tolerancia y por la ausencia de efectos secundarios.

¿Por qué elegirnos?

COMPETENCIA, FIABILIDAD Y GARANTÍA DE CALIDAD

La TERAPIA LÁSER Globus para tratamientos efectivos

MÁS INFORMACIÓN